En Digicopias S.A. de C.V. tenemos más de 19 años siendo expertos en color y en tener la más amplia variedad de productos y servicios como renta de Impresoras, que se ajustan a las necesidades de nuestros clientes ahorrando costos, tiempos y seguridad.


En esta oportunidad, le explicaremos brevemente cómo funciona una fotocopiadora. El principio es muy simple, la fotocopiadora cuenta con una placa de cristal cargada eléctricamente, sobre esta es dónde se coloca el documento que se desea duplicar.


Las partes en colores claros del documento repelen las cargas positivas y, evidentemente, los colores oscuros atraen esas cargas positivas, permitiendo que en la placa electrificada se forme una imagen de las zonas oscuras del documento a copiar.


Posteriormente, la placa es rociada con un polvo con carga negativa, mismo que se adhiere a las zonas con carga positiva, las partes negras u oscuras. Después, la maquinaria pasa una hoja de papel sobre la placa y, por transferencia calórica, el polvo del tóner se “pega” a este, dando origen a una fotocopia.